agosto 20 2019 0Comment

Recomendaciones para evitar desilusiones en una remodelación

Hola, chicas, en esta ocasión platiquemos de desilusiones, no de esas provocadas por novios o esposos que nos mintieron, sino de las ocasionadas por el arquitecto, constructor o albañil a los que les encargamos la responsabilidad de realizar un trabajo de remodelación y/o construcción y que, al momento de la entrega, este es abismalmente diferente a lo que habíamos imaginado en un principio.

Las excusas son muchas: “eso fue lo que entendí, señorita”, “es que lo que usted quiere no se puede”, “le va a salir muy caro”, “es que usted no me explicó bien como lo quería”, y sin importar las razones, al final tenemos un espacio remodelado que no es lo que queríamos.

Para evitar esto, en esta ocasión te voy a compartir una simple guía te ayudará aterrizar la información más importante y que debe quedarle clara a quien te vaya a realizar los trabajos:

  1. Describe a detalle y lo más clara posible en que consiste tu proyecto (no escatimes palabras, entre más clara y específica seas, menos dudas tendrá el constructor), lugar donde se realizará la obra, tipo de espacio que quieres lograr, ambiente que esperas, tamaño, ubicación, uso de los espacios, exposición al agua y/o al sol, colores que te gustan y los que no, etc.

Seguramente ellos te van a preguntar:

  • Cuantos m2 incluye la remodelación y que áreas incluye.
  • Cuanto presupuesto aproximado tienes para toda la obra.

No olvides que si estás pensando en acabados de diseño debes de considerarlo en tu presupuesto, ya que seguramente te implicará un gasto mayor.

  1. Mencionan todos aquellos puntos importantes para ti del proyecto (puede ser detalles como porque o para que quieres hacer la obra, para quien está planeada, duración de la obra, los colores que esperas y más detalles que no hayas especificado en la descripción.
  2. Complementa todo lo que le quieres comentar sobre tu remodelación con imágenes, esto le ayudara mucho a evitar errores, sobre todo en colores, espacios y ambiente.

Las imágenes tendrían que ser de:

  • El estilo que te gusta
  • Lo que esperas obtener
  • Los estilos que te disgustan

Platica con el constructor y trata de aclarar lo más posible todas sus dudas y recuerda que la obra no solo es responsabilidad de él, tú tienes que estar muy involucrada y en frecuente comunicación con él, de tal manera que no te lleves sorpresas que te desilusionen. Recuerda que ajustar o remediar los errores podrá salirte mucho más caro y te implicará más tiempo del que tenías planeado.

Y tú, ¿qué historias negativas o positivas has tenido con tus remodelaciones?

 

Write a Reply or Comment